La operatividad

En V.C.I la situación siempre ha sido clara.

Decidimos operar sólo para los clientes, concediéndoles seguridad, transparencia y una operatividad que resulta solo desde una objetiva ausencia de conflictos de interés.

La seguridad la aseguramos con la convicción que el cliente tiene cuando detiene su dinero en el banco asociado donde el mismo abrió su cuenta. El Banco asociado es legalmente el garante y el guardián de la cuenta. Por lo tanto de su liquidez y de sus dossier titulos. El Banco asociado reconoce solo al titular de la cuenta como único y exclusivo detentor del derecho económico.

Ni V.C.I ni otros pueden prelevar, pedir transferencias, empeñar titulos u otros. Nunca, en ningun caso ni de ninguna manera el Banco podrá aceptar una disposición en este sentido que no sea de parte del titular de la cuenta.

La transparencia es una consequencia implicita a la seguridad, desde que cada elección operativa fue anteriormente comentada en regulares y periódicas relaciones con la persona que el mismo identificò y eligió como a su interlocutor preferencial, de la misma manera el cliente personalmente podrá verificar en su Banco asociado cada vez que sentirá la necesidad, además que el titular de la cuenta recibirá desde su Banco los extractos bancarios.

La operatividad es preventivamente y fácilmente verificable por parte del cliente. De manera que podrá verificar personalmente la profesionalidad de su interlocutor y consejero, y constatar que actúa en total ausencia de conflictos de interés. La operatividad consiste en investigar y disponer un indefinido numero de productos financiarios que el consulente controlará diariamente para poder luego actuar. La eficiencia operativa en ausensia de conflictos surge a través de instrumentos adecuado como: stop loss, take profit, la manutención del asset allocation y la manutención de la cartera productos.